Morfopsicología. Rasgos faciales y personalidad de Diana de Gales. (2ª Parte)

21 enero / 2020 / 9:55 pm

Diana de Gales a los 36 años

 

2/2. La personalidad de Diana de Gales a los 36 años. Morfopsicología facial

Esta imagen de Lady Di fue tomada en junio del 97 a punto de cumplir sus 36 años (01/07/97) y días antes de su fatal accidente acaecido el 31/08/97. Han pasado unos 18 años con respecto a la fotografía del post anterior y el objetivo es descubrir más sobre ella y verificar mediante un estudio morfopsicológico actualizado si ha habido cambios en su rostro y en su personalidad poliédrica (compleja y polifacética).

Impresión intuitiva (Fig. 2)

Contención y tensión, cierto desencanto, fuerza y prudencia.

¿Qué trasmite su mirada?

Su mirada es introspectiva y bajo la apariencia de calma se vislumbra cansancio, aceptación realista y resignada junto a cierto desencanto.

¿Cómo era la personalidad de Lady Di a sus 36 años? (Fig. 2)

     1. Morfología general

Marco medio con dominancia de la retracción frontal (RF)

El marco es equilibrado (ni retraído ni dilatado) y su forma se ensancha en la parte media-baja del rostro donde hay homogeneidad ósea entre la zona afectiva ―a la altura de los pómulos― y la zona instintiva ―mandíbula-goniones―, sin embargo es la zona cerebral, con buena altura aunque algo más estrecha, la más armoniosa y morfológicamente la más cualitativa, pues en ella lidera la retracción frontal visible en los siguientes rasgos faciales: frente en vertical, modelado suavemente ondulado, tono global medio ―marco y receptores―  y ojos protegidos ―en este nivel no hay cambios importantes con respecto a la etapa juvenil (Cf. Primera parte del estudio de Diana del 16/01/20)―.

El perfil aparece enderezado y los ojos y la boca están resguardados (no salen hacia afuera van hacia adentro), y existe retracción latero nasal (Cf. Primera parte del estudio de Diana), todos estos elementos nos evidencian la retracción frontal que está acompañada por rasgos faciales de la retracción lateral (RL) visibles en la proyección de la nariz, (grande para un rostro femenino) y el mentón firme y sobresalido. En cuanto al modelado y al tono son heterogéneos: suave y armonioso en la zona cerebral (RF) vs. tenso-abollado en el resto del rostro ―(RL) zona afectiva e instintiva-activa―.

     2. Introducción a la personalidad

La personalidad de Diana corresponde a una apasionada introvertida (nariz algo abollada, dominancia del modelado tenso-abollado y receptores protegidos) en la que el dinamismo natural (instintivo, rebeldía, otros) y las pulsiones internas (energías psíquicas reprimidas que busca expresarse) luchan por salir con fuerza pero están muy controlados por un superyó fuerte y censor ―terminología psicoanalítica (alto sentido del deber, educación rígida, creencias limitantes, otros)―  ¡por eso aparece contenida!  (en muchas ocasiones no podría verbalizar o exteriorizar aquello que deseaba…) lo que no quita que en otros momentos manifestase un fuerte carácter y cierta agresividad, focalizándola hacia sí misma o hacia el medio (los demás y el ambiente que le rodeaba).

Aproximarse a esta estructura bio-psicológica con calidad implica reconocer su naturaleza introspectiva y su necesidad interna y personal de elección en todo aquello que decidía hacer o en lo que se quisiese implicar (RF: receptores protegidos, otros).

Lo habitual y previsible en la conducta de Diana es que su yo adulto ―maduro, lógico (RF)― consiga gobernar (tomar las riendas, autogestionarse adecuadamente) aunque pagando el precio de un desgaste notable y sacando a la luz áreas perfectibles de su personalidad: su mejorable flexibilidad y adaptabilidad al medio y su perfectible unidad interna.

Variaciones en el inconsciente y en el consciente de Diana desde los 18 a los 36 años

     3. Zona Instintiva-activa. Tendencia a concentrada y abollada: desarmonía

Los cambios visibles en la morfología de la zona son los siguientes: es más ancha, más tónica y más abollada: el modelado es tenso, sobresale el mentón, el ángulo mandibular aparece definido y profundo (aunque en esta fotografía no se puede observar). En cuanto a la boca con labios sutilmente carnosos (más fino el superior), es algo pequeña para la zona, y está controlada (cerrada), lo que conlleva una disposición a acumular y es señal de tensión.

Han aumentado sus necesidades inconscientes del mundo material: mayor instinto de poseer ―dinero, bienes, otros―, mayor instinto de goce aunque muy controlado, selectivo y cualitativo ―sexualidad, sensualidad, exquisiteces gastronómicas―; también aumenta el anclaje a lo real  ―el idealismo deja paso al pragmatismo― y se consolida la capacidad de realización y de transformar las ideas y los proyectos en realidades concretas y cualitativas: activación de la energía + anchura y profundidad de la zona, asistidas por las competencias que aporta la retracción frontal.

 ¿Cual será su comportamiento consciente previsible? ¿Cómo realizará las tareas?

  • Precisión en la ejecución de trabajos que impliquen el movimiento del cuerpo o destreza manual.
  • La persistencia en las acciones será notable incluso en el largo plazo, ―aunque pueden haber momentos de cierto bloqueo―: Tonicidad en la zona + mentón en salida (fino, proyectado y firme) modelado esténico + la retracción frontal (RF) ―que aporta madurez, responsabilidad, otros―.
  • Gestión prudente del gasto y capacidad de ahorro; también gestión eficiente de los recursos disponibles: tiempo, dinero, otros: porque la boca, está controlada, y es algo pequeña para la zona + la retracción frontal en  la zona cerebral (*).
  • Una estructura así no se permitirá el goce de la buena vida si va en detrimento de sus responsabilidades, obligaciones y prioridades ―me refiero no a las impuestas (desde fuera) sino a las que ella ha elegido (desde su interior)―: Ídem (*).
  • La Necesidad consciente de calidad es condición sine qua num (indispensable) por ejemplo a nivel culinario gustos de gourmet: receptor pequeño y labios ligerísimamente carnosos.

     4. Zona afectiva. Morfológicamente en desarmonía

Llama poderosamente la atención en clave morfológica (Cf. Primera parte del estudio de Diana del 16/01/20) como la nariz ha cambiado y se ha desarrollado , ahora destaca por su tamaño en el global del rostro: antes la base era cóncava (levantada) y el receptor no sobresalía (no se lanzaba) vs. en esta etapa de su vida adulta en que la nariz vista de perfil aparece proyectada ―(Cf. fotografías de perfil) rasgo de la RL― con una ligera caída en su final y protegida ―no es visible el tabique nasal (visto el receptor de frente o de perfil) ni los orificios oblongos ―con forma alargada y estrecha (en mayor o menor grado)―.

(Comentario: No sabemos lo que tarda un rostro en expresar los cambios que experimenta la personalidad, aunque lo que sí sabemos es que las variaciones naturales en el rostro, sin intervención quirúrgica, confirman los cambios en la psicología de cada sujeto).

Los cambios nos informan de que la iniciativa relacional consciente de Diana se ha transformado de pasiva vs. en proactiva en el ámbito social-relacional, lo que conlleva la disposición y el saber ir a buscar al otro cuando lo considerase conveniente o necesario ; también indica cierta autoafirmación y disposición a la seducción y a la conquista ― a confirmar con otros rasgos morfológicos―.

Algunos rasgos faciales se mantienen en Diana (o varían muy poco) como la abolladura en la arista de la nariz, la carnosidad en la base del receptor o las aletas poco definidas  ―finas pero no vibrantes―. (Cf. Primera parte del estudio).

En esta estructura se evidencia un conflicto del que si la persona no es consciente, le dificultará su vida en pareja y que  se sintetiza en el doble movimiento de las morfologías abolladas (y se complementa con otros rasgos en la ZA): voy hacia el otro ―impulso, apertura al mundo― vs. me retiro unilateralmente del mundo (del otro) ―independencia y repliegue― , esta dualidad afectiva-sentimental manifiesta una inmadurez emocional y representa una amenaza en un proyecto de amor estable (en cualquier relación de pareja). El Dr. Corman describió este conflicto (consciente vs. inconsciente) en la siguiente asociación de rasgos faciales (de la zona afectiva): retracción latero-nasal: interiorización de los sentimientos + pómulos anchos: importantes necesidades inconscientes afectivas-sentimentales + nariz prominente: iniciativa relacional, necesidad de seducción y de conquista + abolladura que en este caso aparece tanto en el receptor como en el modelado: conflicto potencial  consciente-inconsciente que conlleva un comportamiento dual y apasionado.

     5. La Zona Cerebral (ZC)

Es el nivel más cualitativo existe armonía entre la zona y los receptores y una clara dominancia de la retracción frontal visible en la frente en vertical (―tendencia opositora― ante una novedad que le propongan tenderá a decir  inicialmente  no, aunque después habrá apertura a actualizar los conocimientos) + modelado ondulado suave: lo que aporta cierta flexibilidad en el área del pensamiento y de las ideas + ojos protegidos: criterios propios, introspección + cejas  próximas a los ojos ―rasgo masculino―: lo que mejora la concentración + tono global medio―en marco y receptores―.

De base esta estructura es lógica y madura, con alta capacidad de discernimiento, adecuado autocontrol y prudencia, todo ello favorece el liderazgo del plano mental, el libre albedrío y la minimización de los automatismos

En Diana su notable inteligencia y elevadas funciones ejecutivas: de organización, planificación y previsión se ven complementadas por  la intuición y una excelente creatividad. 

Los criterios son propios y el intercambio y la actualización de sus conocimientos se realiza favorablemente lo cual enriquece sus ideas: después del tamizado interno ―introspección, selección y validación personal―. El iris de buen tamaño nos confirma la capacidad de comunicar la información a los demás: con estructura, orden y lógica (RF).

Morfológicamente la zona que se ven enriquecida por la retracción lateral visible en las sienes planas: que mejoran los método de trabajo y nos indica que los procesos mentales están adecuadamente activados.

La capacidad de realización es elevada RF en la zona cerebral + frente de  buena altura que se ensancha en su base + el soporte de la zona instintiva-activa (tónica, ancha y profunda con mentón en salida).

     6. Matices de la estructura morfológica y de la personalidad de Diana de Gales a sus 36 años

  • Diana es sensible y apasionada*

La sensibilidad la podemos ver en su piel fina + retracción latero-nasal (un aplanamiento o alisado debajo del ojo hasta el lateral de la nariz) + sentidos diferenciados con matices: especialmente los ojos, (menos la nariz y la boca ―existen rasgos finos que se dibujan sin tosquedad―) + dominancia del modelado tenso.

Esta sensibilidad conlleva la percepción de los matices, la coexistencia de escudo-barrera ante la influencia externa ―lo de fuera no penetra―, defensa-agresividad y creatividad, esta última se ve ampliada por los numerosos rasgos del otro sexo que aparecen en su rostro (y que luego detallaré).

La pasión es visible en su el modelado tenso-abollado y en la nariz también algo abollada ―en la arista―.

Como buena apasionada habría gente que le caerían muy bien y otras que todo lo contrario, en ella los afectos y los sentimientos no admitían ambigüedades —en el estadio de los sentimientos y los afectos el sistema límbico* (Cf. amígdala*) puede actuar con respuestas automáticas e inconscientes —.

  • Comunicación selectiva

Diana en su comunicación consciente filtraba y seleccionaba los contenidos, y lo previsible es que solo abriera su corazón: afectos, vivencias íntimas y sentimientos en un entorno escogido ―por ella― y muy seguro y selectivo, (porque sus orificios nasales aparecen oblongos (alargados y con moderada apertura), es el efecto de la retracción que de igual manera que estrecha la salida del aire, también reduce la comunicación verbal ―consciente―.

  • Son abundantes los rasgos morfológicos del otro sexo 

Es habitual que existan elementos ―rasgos― del otro sexo tanto en hombres como en mujeres. En este caso cuando trabajan en armonía acrecientan la creatividad y afianzan el carácter (más combativo y decidido) y en desarmonía pueden aumentar la tensión interna.

Los rasgos masculinos son propios de la retracción lateral (y de los rostros retraídos tónicos), y en esta estructura son visibles en: 1. nariz abollada y proyectada, 2. mandíbula sólida, profunda y bien definida, 3. mentón avanzado y firme, 4. cejas próximas a los ojos, 5. modelado tónico y rígido del tipo abollado en gran parte del rostro. Tal como nos recuerda la ley del equilibrio y la armonía: “lo excesivo es negativo”.

    7. Personalidad y competencias 

La personalidad de Diana es compleja y poliédrica, apasionada e introvertida. Su motivación será elevada y sus realizaciones notables si sus elecciones nacen desde su fuero interno y no le vienen impuestas por convencionalismos o factores externos: ella tiene la necesidad vital de decidir lo que quiere realizar ¿cómo y cuándo?

Algunas cualidades y competencias que sobresalen en su personalidad (sin pretender desarrollarlas todas, ni en profundidad) son las siguientes: creatividad, alta capacidad crítica (criterio, observación de los detalles, precisión) y discernimiento. Diana es responsable y cumplidora con los compromisos adquiridos; necesita calidad en todo aquello que se le ofrece o elige, refinada y con talento para percibir lo estético y lo bello —visual—.

Funciones ejecutivas e inteligencias

  • Las competencias en: organización, planificación, previsión y persistencia son elevadas, no solo en proyectos de medio plazo sino también en los de largo plazo.
  • La gestión de los recursos tiende a ser excelente y su  adaptabilidad al medio es perfectible.
  • La inhibición de la respuesta de manera habitual será adecuada y controlada: no se precipitará y reflexionará antes de intervenir o actuar evitando la impulsividad (salvo en momentos de mucha tensión que su respuesta puede ser inadaptada).
  • Inteligencias: Los tres tipos de inteligencia de Sternberg (ISt*) están adecuadamente representadas: Creativa-sintética, Práctica y Analítica enriquecidas por la intuición.

Diana fue una persona, vital y muy querida por muchos… ¡que lo hizo lo mejor que supo! y a la que en estas líneas hemos procurado “comprender y no juzgar” tal como sugería el Dr. Corman.

Teo González

Consultor y Formador: experto en Morfopsicología empresarial y venta

Para saber mas… (Cf. Primera parte del estudio de Diana del 16/01/20)―.


Anexos:

* «Sistema límbico. Consiste en varias estructuras que están conectadas fisiológica y anatómicamente, y que participan en la modulación de la vida emocional y afectiva. Las funciones del sistema límbico están estrechamente ligadas a los afectos y con la expresión de las emociones. (…) Ejerce control sobre las características afectivas y el modo de relacionarnos con los demás; (…) La palabra “límbico” viene del término latino “limbo” que significa límite, para hacer referencia a las estructuras que se localizan en el límite entre las que regulan la función estrictamente vegetativa, y las que, como la corteza cerebral, regulan las funciones mentales superiores. Las principales estructuras que conforman el sistema límbico son: el hipocampo, la amígdala, el séptum o núcleo septal, el cíngulo, la formación reticular, el hipotálamo, el tálamo y la corteza cerebral.» (Consuegra, N. (2010). Diccionario de Psicología (2ª Ed.). Bogotá, Colombia: Ecoe Ediciones, p. 249.)

* La amígdala : «(…) Es una de las principales estructuras que conforman el sistema límbico. (…) Se ha vinculado a la amígdala en particular con las respuestas agresivas y con la conducta sexual. También retiene el clima emocional que acompaña a los datos simples que almacena el hipocampo. Puede albergar recuerdos y repertorios de respuestas que efectuamos sin saber exactamente por qué lo hacemos; esto porque el atajo desde el tálamo hasta la amígdala evita completamente la neocorteza. Este desvío parece permitir que la amígdala sea un depósito de impresiones y recuerdos emocionales de los que nunca fuimos plenamente conscientes. Actúa entonces como depósito de la memoria emocional, y así tiene importancia por sí misma.» (Consuegra, N. (2010). Diccionario de Psicología (2ª Ed.). Bogotá, Colombia: Ecoe Ediciones, p. 15.)

morfopsicologiaintegral.com/blog/diccionario-de-psicologia-y-morfopsicologia/

Personalidad de los apasionados*. “Esta naturaleza apasionada y de extremos permite (…) alcanzar logros excepcionales, porque, si algo le motiva, es capaz de darlo todo hasta vaciarse o, al contrario, puede fracasar estrepitosamente en su vida. Todo va a depender de aquello que ama y que desea conseguir…Un abollado puede ser cualquier cosa, pero no será un ser tibio, indiferente y neutral —se comprometerá con una posición clara—. “Cara a cara con la Personalidad, p. 160.” Como en la vida de muchos apasionados sus comportamientos no siempre fueron modélicos, ella era consciente de sus carencias y limitaciones de hecho su autoexigencia tendía a ser excesiva…

(ISt*) «La inteligencia creativa es la capacidad para ir más allá de lo dado y engendrar ideas nuevas e interesantes. Asociada al pensamiento sintético, (…) La creatividad, asimismo, se relaciona con (…) la genialidad, el descubrimiento; en definitiva, con lo no conocido (Sternberg, 2000; Sternberg y Lubart, 1997). La (…) inteligencia práctica es la capacidad para transportar la teoría a la práctica, (…) uno de los aspectos de la inteligencia práctica, el conocimiento tácito, definido como un saber implícito que se aprende a través de la experiencia (…) Por último, la inteligencia analítica es la capacidad para analizar y evaluar ideas, revolver problemas y tomar decisiones (…), está implicada cuando se emplean los componentes del procesamiento de la información en la comparación, contraste y (…), en una consideración de problemas que se definen por ser familiares, poco novedosos, de naturaleza fundamentalmente abstracta y de formato estructurado y bien definido (Sternberg, 1985b). (Universidad Nacional de Río Cuarto, Faculta de Ciencias Humanas, Departamento Ciencias de la Educación. Córdoba, Argentina. (2012). Tres enfoques sobre inteligencia: un estudio con trabajadores manuales (p. 42). Córdoba, Argentina.: D.Y. Rigo & D.S. Donolo).

Como matiz complementario para Sternberg la información que recoge la inteligencia analítica es sustancialmente más amplia y completa que la propuesta por la psicometría tradicional acerca de la inteligencia.» (Cara a cara con la Personalidad, pp. 67-68)

Información complementaria. Estudio morfopsicológico de Diana de Gales

Curiosidades complementarias al estudio morfopsicológico

― Podemos observar que la inclinación de la cabeza en esta fotografía ―Fig. 2―  (y en otras instantáneas de esta etapa también ha cambiado con respecto a la Diana de 18 años), ahora su cabeza se aproxima al hombro derecho como protegiéndose del medio social. Este detalle coincide conque el orificio nasal derecho está más cerrado (según aparece en alguna fotografía consultada de Diana adulta).

Contexto:

Han sucedido muchas cosas en estos años y la joven Diana (Frances Spencer) ha pasado de estar encandilada porque todo un Príncipe (candidato a ser coronado y más mayor) ¡Que la elige a ella! Posiblemente Diana se encandiló más que de un Carlos apuesto… de una historia de amor, toda ella muy hermosa, … Poco tiempo después los hechos demostrarían que aquello no era ―ni iba a ser― la historia de amor que ella había imaginado y que su inconsciente posiblemente añoraba: está contrastado que el poder del inconsciente en muchas de nuestras preferencias y decisiones ―incluso importantes― es capital, lo afirman expertos en el tema como por ejemplo John Bargh en su libro “¿Por qué hacemos lo que hacemos?”

Pasan los años y el comportamiento de Diana va cambiando… cada vez más actuaba conforme a sus criterios y sentimientos, cuestionando el estatus quo de la monarquía si era necesario y protegiéndose y enfrentándose a los que agredían (o ella así lo interpretaba) su intimidad .

La Princesa del pueblo conectaban con la gente que veían en ella a una persona próxima, natural, solidaria y llena de vida. Diana tenía y sigue teniendo cierto magnetismo que atrae…

Para saber mas… (Cf. Primera parte del estudio de Diana del 16/01/20)―.


Biografía consultada:

  • Bargh, J. and Tapia, S. (n.d.). ¿Por qué hacemos lo que hacemos?
  • Consuegra, N. (2010). Diccionario de Psicología (2ª Ed.). Bogotá, Colombia: Ecoe Ediciones
  • Gabarre Mir, J. (2019). Psicología Facial. Carácter y Competencias. [Barcelona]: Ediciones Flumen
  • González Román, T. (2018). Cara a cara con la Personalidad. [Barcelona]: Autoedición (Libro Solidario

Para saber mas… (Cf. Primera parte del estudio de Diana del 16/01/20)―.

  • Fotografía (Fig. 2) Referencias del autor y la fuente:

De John Mathew Smith & www.celebrity-photos.com from Laurel Maryland, USA – BEST ALL-TIME DIANA!, CC BY-SA 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=85061623

Etiquetas: , , , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Morfopsicología Integral


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/46/d491742058/htdocs/blog/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *